domingo, 10 de enero de 2010

Entre tus dedos




Pequeños alfileres de tu voz
desde las fauces de los cielos

cuerpos arrojados
hasta los jardines del edén
entre tus dedos
el agujero de mi alma habla
y es tan bello
que parece que duele

ríete o ríeme

las piernas
luego desciendes
manifiestos antiguos como palabras
escribe desde arriba
o más alto o más alto

sumérgete entre las aguas
hombros boca lengua garganta
o… no más

quédate
detén el mundo
entre tus manos

¿no deberías ya hacerlo girar?

mira
tantas estrellas
nos caen bajo la lluvia
que parecemos ciegos

ya
déjate dormir
que mis palmas laman

tu dura oscuridad

que tu boca
derrame
su silencio en mi sangre
que no haga frío

o una hora estar muerta

apenas el tiempo necesario
para vivir en tus lágrimas

esmerilar la mirada

derramar las piernas

para verte caer

no esperar a que la luz

abarque la tempestad
pronto

que mis hombros
sostenidos por tus manos

se vuelven invisibles

si me arrancas la piel

advertirás los movimientos de la crisálida

mutada en mariposa

ampárame al fin entre tus muslos

como esa piedad
acunando a un cristo muerto.

Viviana Cecilia Atencio


Dibujo: Paloma Blázquez Crespo

4 comentarios:

  1. Querida Vivi,espititualidad en el erotismo, tan suave, tan delicado, con tanta pasión, con tanta meta-Amor-fosis, con tanta meta-quimíca, acuanda me siento y sin piel, se ha quedado en los versos, se ha quedado dentro.
    Muchas gracias, ya te lo he dicho... por tu calidad, sin límites.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Extraordinaria metamorfosis letal.

    Melancolía crónica, pero de la buena, de la que inspira y regala días a una vida.

    Un beso, estimada poeta.

    D.

    ResponderEliminar
  3. Ccompañeras/compañero poetas:
    Fijaos, la espalda de Paloma es un lienzo donde escribir nuestros versos!
    Gracias a los tres, abrazos sinestésicos...

    ResponderEliminar