miércoles, 10 de febrero de 2010

Adagio



Hypnos sobre un cuerpo de mujer
en sus siluetas pendientes
las formas los signos de un juego arcaico
que acuna desplaza despliega
enlaces a tempos de desasosiego…
Cuando el sol es rayo que atraviesa su centro
desde los dedos engendra la conversión
a naturaleza muerta
ella es ahora un molde de granito
enlazada a sus muslos
se entrecruza la hiedra
circula por su cuello resbala
descubre entre hojas diminutas
una metamorfosis esmeralda de mirar continuo
se disuelve la tarde en una lluvia de otoño
que se cuela entre conciertos o tallos
se separan lentas las gotas sobre el vientre
y lo despejan
la piedra se entibia suda enrojece
heridos por su propia luz
se ven exhumarse los ojos
liviano temple de la luna
en su percepción encadenada
sinestesia mito hermafrodita de amantes
un oleaje como trenza locomotiva
en la ensenada de la noche
reza el delirio de la longitud del éxtasis:
aniquilar al alba.


Texto: Viviana Cecilia Atencio


Fotografía: Daniel Yáñez González Irún - htp://www.lafabrica1.blogspot.com


8 comentarios:

  1. Elcanto de una sirena, decían que las ayalgas hipnotizaban a los marinos.
    Tú me has hinotizado a mí, con tu canto de oleaje.
    Un mascarón herido en la garganta..¿Qué ola lo
    laceraría?.
    Un tándem de ensueño.
    Felicidades a los dos y abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias querida Paloma por tus vuelos astures. Un abrazo de sirenas y algas amiga mía.

    ResponderEliminar
  3. Lo dicho, ni de la piedra ni de las efigies me fiaría yo.

    Qué placer este revoloteo de la mirada nocturna. ¡Y yo que pensaba que me iría a la cama más vacío que una botella de desierto!

    Un beso, Vivi.

    D.

    ResponderEliminar
  4. Querido Dani, poquito a poco iré subiendo nuestros dúos, me encanta esto de elegir "mi foto" entre tantas imágenes bellas que nos regalas. Veo dos poemas aquí,la diferencia y la confluencia estriba en que están escritos en dos códigos que se entralazan.
    Besos Daniel Y. y gracias!

    ResponderEliminar
  5. Hermafrodita o diosa Afrodita, afrodisíaca... al menos esta mujer encarna la sensualidad, el amor simbiótico también, y después la convivencia posible entre los humanos y la naturaleza. Por fin, celebra el matrimonio de las palabras y de las imágenes... ¡Bravo!
    (Mi propia interpretación, por supuesto)

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tu interpretación lector/a! Ciertamente el arte se potencia en una simbiosis de distintas maneras:la palabra, la forma-escultura, la naturaleza que la abraza y la fotografía que interpreta y se interpreta a sí misma

    ResponderEliminar
  7. Gracias Lobo Gris, por acercarte y por traernos noticias de tus aullidos de bitácora.

    ResponderEliminar