sábado, 13 de febrero de 2010

Sirenas






escuchó la música

de los días de su muerte

de un canto de bocas de sirenas

que despojaron sus alas

para fundirse bajo las aguas

espejismo de liras onduladas

caricia de lóbulos calados

deslizarse de sonidos entre dedos de algas

escuchó las voces

de las horas de su muerte

lamentos nacidos de la sangre

de dioses de nombres olvidados

en el final trémula la carne

acuática

ávida del devorarse de una boca

se perdió en la visión de pechos

tiesos

tan tiesos

a fuerza de tormentas

le fue imposible recuperarse

de las manos del liquen entre las piedras

extendió sus brazos

acarició sus notas

abrió las algas de su boca

desde el verde de mares

o acaso ríos

en el ansia zozobra:

—No calléis

cantad cantad

sirenas

dadme una ilusión de colas rasgadas

evocación de desvelos

piernas abiertas

enlazadas


Viviana Cecilia Atencio





Dibujo: paloma Blázquez Crespo http://palomablazquezpoemas.blogspot.com/

6 comentarios:

  1. Querida Vivi...

    La búsqueda... el abrazo del mar, incesante...
    La exactitud de los cuerpos, la esperanza...
    Cantad, cantad el aleluya al renacer.
    Éxtasis para mi alma.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias querida Rose Marie por acercarte.
    Besos y cantos entre las aguas...

    ResponderEliminar
  3. Querida Vivi:
    Lo primero muchas gracias... pones los versos que intuyo al dibujar... es como una sincronización espiritual, una psicometría.
    Tienes una hondura que me deja perpleja y maravillada, esta sirena tuya como la mía es morente y es un último canto al amante Dios mar, tomo tus verso de liquen verde y zozobra de ríos. Un último yacer y un primero cantad cantad el aleluya del renacer.
    Un beso de ayalga y me llevo tu agua otro mar...

    ResponderEliminar
  4. Gracias Paloma astur querida por volar entre las hojas del árbol y por prestarme tus líneas, tus curvas, que son imagen pura, y sueños, y utopías que se entrelazan y se iluminan mutuamente.
    Besos y mares de todas las latitudes...

    ResponderEliminar
  5. Las sirenas respiran con el aliento de tu boca, Vivi, cantan a la muerte que a la vida evoca.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Beatriz poeta por regalarnos este verso, dulce, profundo. Los opuestos, la muerte-la vida, como el odio-el amor se llaman, es el terrible juego de los contrastes al que la humanidad no puede escapar...

    ResponderEliminar