lunes, 15 de febrero de 2010

Metro





"Y Li Po también murió ebrio.
Quiso abrazar la luna
En el río Amarillo."

(Epitafios, Personae, Ezra Pound)





¿Y si Li Po no murió ebrio
si renunció a abrazar un luna sobre el río amarillo?
Un azar de luz roja retuvo el vagón subterráneo
vi a Li Po pendiendo de una mano
demorado en otro tren de sentido contrario
Una ráfaga a través del negro
cruzó nuestros ojos de luz a luz
Conservé los eludidos suyos oblicuos
Juraría que en la otra mano
guardada en un bolsillo de su pantalón
escondía su puñado de lluvia leve
sobre el polvo leve
No sonreía
Perdido entre lamentos...
¿le pesaba un cansancio de andar millas
entre veredas desoladas
muertas?

Li Po ¿o Wan Wei?

es un coreano con comercio en el barrio del Once
explotado familiarmente junto a su esposa e hijos
¿aún hará tristezas como lluvias
enjaezará caballos como dragones
recordará los efluvios de muchachas
entregadas al placer día y noche?

Cuando Li Po avanzó más allá de las aguas

el aire tembló se amparó en los cristales
las cavernas olían a río y nubes
Desde la ventanilla seca mi reflejo
no regresó desnudo o solitario
Vestidos sólo con dulces árboles
fuimos dos alegres cubas
tendidas
en el llano camino de los shin...



Viviana Cecilia Atencio






Dibujo: Paloma Blázquez Crespo - http://palomablazquezpoemas.blogspot.com/
Fotografía: Daniel Yáñez González Irún - http://lafabrica1.blogspot.com























4 comentarios:

  1. No sonreía, perdido entre lamentos... a lo Pound, ya veo. Fucking beautiful again!!!

    Un fuerte abrazo, Viviana.

    Paz.

    D.

    ResponderEliminar
  2. Querida poeta sublime: ebria estuve la primera vez que viaje en un metro junto a Li Po, quise vestirme con un dulce árbol y caminar un llano de los shin... como una cuba.
    No me esperaba esto... gracias Arroxas.
    Un beso Cecilia carísima.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos por estar cerca de mis versos.
    Paloma generosa soy una poeta más sub-lime que sublime!
    Come on friends! Vistámonos de dulces árboles y busquemos tras los lamentos a Dionisio, en el llano camino de los shin!

    ResponderEliminar
  4. Bello poema. Un adorador incondicional de Li Po te saluda.

    ResponderEliminar