viernes, 26 de marzo de 2010

Gala o Dalí





En blancos desiertos
colisión
entre constelaciones
sin nombre

Trazos de mujer
sonrisas
hacia restos del mundo
por una ventana de agua
que asoma de puntillas
al vacío

Palacios
sobre raíces de un sueño
la sostienen
(no es fácil aceptar
ese pudor
de manos entrelazadas
su cuerpo desplegado
en virgen vela)

A veces
son uno
los dos en el espejo
o uno que mira
a la otra
que se mira
o dos
que miran

Otras
es ella
desnudo
caderas ombligo
vientre pechos
pies manos
sosteniendo amorosamente
un ave blanca

Dedos pincel
yemas vivas
proliferaciones del deseo
desde la ausencia de los ojos
en el tacto marfil
de una espalda desciende
como fino tallo de flor silvestre
hacia caricias lienzos raíces
muslos nacientes

Mujer templo escala
columnas puertas
roza la lágrima ausente
el adn
de orejas felinas
en la despedida.







Texto: Viviana Cecilia Atencio


Dibujos: Paloma Blázquez Crespo

martes, 9 de marzo de 2010

Sueño de niños



Solos

con la libertad de la muerte
somos el fuego de la muerte
fusil casco granada
somos la muerte de los otros
nuestra muerte en los otros
un reflejo en la historia
que se prende y se apaga

El pasado es un sueño de niños:
—un beso buenas noches sueños felices
rostros lejanos
la paz que duerme

No quiero
la eterna esperanza
de la muerte mejor mañana
ni la vida
desasosiego de ser
hasta matar o morir
infamia de un ciclo
sangre
que fluye o se detiene
disparo
que alcanzo o que me alcanza





¿Cuántas banderas me compraste
para la desesperanza?
¿qué hiciste cuando te esperé?
¿qué hiciste cuando me fui como buscándote?
¿qué hiciste cuando no llegaste?
¿cuando nunca me encontraste?
¿qué fue de mis pedazos?
¿qué hiciste cuando no secaste mi tristeza?
¿qué hiciste cuando me lloraste?
¿qué hiciste cuando me moriste
cuando no elegiste mi muerte
la heroica la fantástica…?
¿qué hiciste que te fuiste?





Mierda duele

Tantas huellas borrará la lluvia
como menos tanto fuego




Texto: Viviana Cecilia Atencio

Dibujos: Paloma Blázquez Crespo

jueves, 4 de marzo de 2010

Edén Edén



Pequeños alfileres de tu voz
desde las fauces de los cielos
¿cuántos cuerpos
hasta los jardines del Edén?

Entre tus dedos

el agujero de mi alma habla
es tan bello que duele

Ríete o ríeme
las piernas
luego asciendes
desciendes
manifiestos antiguos como palabras
escritos arriba
más alto
más alto
hasta sumergirse
aguas
hombros
boca lengua garganta
o… no más
quedarse
detener el mundo ante las manos:
¿no deberíamos ya hacerlo girar?
tantas estrellas
nos caen bajo la lluvia
que parecemos ciegos
déjate dormir
que mis palmas laman
tu dura oscuridad
que tu boca derrame
su silencio en mi sangre
que no haga frío

Una hora estar muerta
el tiempo necesario
para vivir en tus lágrimas
esmerilar la mirada
derramar las piernas
para verte caer
no esperar a que la luz
abarque la tempestad

Pronto
que mis hombros sostenidos por tus manos
se vuelven invisibles





Texto: Viviana Cecilia Atencio

Ilustración: "Eros-Psiche", Paloma Blázquez Crespo