martes, 9 de marzo de 2010

Sueño de niños



Solos

con la libertad de la muerte
somos el fuego de la muerte
fusil casco granada
somos la muerte de los otros
nuestra muerte en los otros
un reflejo en la historia
que se prende y se apaga

El pasado es un sueño de niños:
—un beso buenas noches sueños felices
rostros lejanos
la paz que duerme

No quiero
la eterna esperanza
de la muerte mejor mañana
ni la vida
desasosiego de ser
hasta matar o morir
infamia de un ciclo
sangre
que fluye o se detiene
disparo
que alcanzo o que me alcanza





¿Cuántas banderas me compraste
para la desesperanza?
¿qué hiciste cuando te esperé?
¿qué hiciste cuando me fui como buscándote?
¿qué hiciste cuando no llegaste?
¿cuando nunca me encontraste?
¿qué fue de mis pedazos?
¿qué hiciste cuando no secaste mi tristeza?
¿qué hiciste cuando me lloraste?
¿qué hiciste cuando me moriste
cuando no elegiste mi muerte
la heroica la fantástica…?
¿qué hiciste que te fuiste?





Mierda duele

Tantas huellas borrará la lluvia
como menos tanto fuego




Texto: Viviana Cecilia Atencio

Dibujos: Paloma Blázquez Crespo

8 comentarios:

  1. Querida Vivi:
    Ya te lo he dicho en muchas ocasiones, pero no me importa reiterarlo una y otra vez, no sólo es con la belleza y empatía con la que escribes, con la que rimas, también con la clarividencia que da un una mente inteligente y lo que es mejor aún un corazón magno,un corazón generoso, tierno, sensible y valiente, un corazón luchador, por lo que merece la pena implicarse y cambiar, un corazón de artista.
    Muchas gracias por dejarme acompañarte una vez más,esta secuencia de niños a jovenes es preciosa y conmovedora junto con los sueños de tus versos me ha emocionado, no sabes cómo.
    Un abrazo punk y beso astúrico.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ali, por estar cerca de estos versos, por tu empatía de siempre...

    ResponderEliminar
  3. Gracias Paloma por "tu" secuencia! Sabes que fueron tus dibujos quienes inspiraron estos versos, y muchos otros. Tus trabajos "disparan" como los de los grandes artistas directo a la mente, en la que late el corazón, en la que respira el alma.
    El último dibujo me impresionó muchísimo desde que lo vi. Jóvenes, no tan niños pero con mucho de niños, sus rostros muestran personalidades diversas, como distintas son las formas de enfrentarse con la vida y la muerte. Sus caras pintadas son un acto de rebeldía en sí mismo...
    Un abrazo solidario, fraterno, por muchos dípticos más Paloma querida!

    ResponderEliminar
  4. esto es incomodo....
    mi primer poemario se llamo árbol en llamas....
    pero más que incomodo ... me hace pensaro en lo pequeño que es el mundo...

    ResponderEliminar
  5. Bueno yon, no pasa nada, también hubo un árbol en llamas de un poeta inglés... es que en este mundo hay muchos árboles, y arden algunos de ellos, lo importante que es que ardan de diferentes versos...

    ResponderEliminar
  6. quizás algún día dejemos de prenderle fuego a los árboles...
    los poemas q he leído de acá (no los he leído todos)
    me gustaron mucho... y los dibujos te parten por dentro...
    siga con fuerza

    ResponderEliminar
  7. Gracias Yon, y que nazcan muchos árboles poéticos...

    ResponderEliminar