domingo, 2 de mayo de 2010

Animal de luz





I

todo

llegas en la prisa

incandescente

mejillas consumidas

por sátiros insistentes

polvillos dulces en el aire

olimpo de dedos multiplicados

llamas sin historia para el agua

fuente todo océano

entre las piernas

pies desnudos al aire

cuando no hay llaga

hay rojo

de una flor hacia nirvana


II

la cabeza le gira

el cuerpo se mece sobre los pies

manos sobre la cabeza

dedos en los muslos

espalda sobre el pecho

pecho al vacío

yemas que sucumben lentas

ante dioses inéditos


III

a veces nos ponemos super small

abreviaturas de si mismos

como en un buen film

no esperamos

no deseamos

el comienzo del fin


IV

me quiero ir

no sonrías

o sonríe

pero llévame

uoouu ououu

vamos a bailar

tam tam ieee ieee

ey ey ey

hey no hey

la muerte del cerebro

por horas de días


V

despiértalo

como sea

cuando quieras

cuando puedas

VI

¿dónde tu elixir diosdédalo?

pianos y demonios

pianos y demonios

y soles

VII

volvamos a encontrarnos

una noche

ésta

no mañana

mejor ésta

quiero verte venir ahora

puedes incluso

volver a sonreír

todo va a salir

las bocas se acercan

todo tiene que salir bien


VIII

somos hermosos

todavía en los espejos

retén el tiempo

mientras todavía

somos hermosos

en los espejos

crepita el recuerdo

duele menos

lo que no cesaba de sangrar

a veces lloro las treguas

¿estamos vivos?







Texto: Viviana Cecilia Atencio


Ilustraciones: Paloma Blázquez Crespo

7 comentarios:

  1. Mi querida poeta:
    A veces duele leerte, duelen los ojos porque atraviesan, enredan con música, hieren...
    a los ánima animales con tu luz.
    No me cabe ninguna duda, los versos viven.
    Un beso y muchas gracias por ellos y por ti.

    ResponderEliminar
  2. No descansan las artistas. Felicitaciones y gracias.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Paloma querida a ti por insuflarle la vida y el color a estos versos desnudos. Y por tu estremecerte y por tu complicidad de siempre.
    Besos y por muchos sueños de colores compartidos...

    ResponderEliminar
  4. Ali, gracias por estar siempre cerca, por disfrutar junto a nosotras de este juego dual-dial en que se ha transformado el árbol, que ya no puede prescindir de unas manos mágicas astures... Besos

    ResponderEliminar
  5. qué par de diosas. versos y dibujos que queman. a la pipiola!

    ResponderEliminar
  6. jajaja! Qué palabra la pipiola, hacía mucho que no la escuchaba! Gracias Gabriela por acercarte al fuego!

    ResponderEliminar
  7. cada vez mejores...besos a las artistas!

    ResponderEliminar