miércoles, 16 de junio de 2010

Leonard ay ayayay







un barco que pasa
un río que habla
la mente de un hombre
que el mar liberó bajo las caricias
de un cuerpo de mujer

la soledad dice entre las algas
como hojas sin estaciones
ríe y llora sin ángeles que caen
se abraza desnuda de rodillas
a una canción
como a un dios que tiembla
en la oscuridad de un bosque
donde duerme la muerte
 

ay ayayay

puedo irme como la lluvia
que lava tus párpados
borracha de coros de medianoche
y no pedir más que
el acorde ausente
que derriba tus fronteras
para que no muera sin suspirar
la libertad
 

ay ayayay

bailarte sobre una colina dorada
para conquistar tu dolor
para que no mueras de hambre
para que no mueras de frío
ser tu carne como vestido
la estación que esperas en el camino
brincar para ti en una cama de la luna


no ignoro tus sueños
respiro los tuyos míos
me enrosco como humo
alrededor de tus hombros
recorro de puntillas
el mapa secreto del hueco en tu corazón
y nos reunimos bajo el puente
azules y nocturnos
de un río infinito


ay ayayay









6 comentarios:

  1. Qué sólida... es la soledad.
    ¡Excelente par creativo!
    Un fuerte abrazo para las dos.
    Busy Busy Danny.

    ResponderEliminar
  2. Gracias diosas del arte, un encanto para el espíritu.

    ResponderEliminar
  3. Vivi querida:
    navegar por el mapa secreto de tu corazón con una vena azul que sea tu río.
    No paramos de bailar ahora un vals y este ha sido azul, cuando a una la emocionan baila hasta encontrar... el puente, el tuyo.
    Besos y gracias otra vez, una más y por supuesto a Ali y Daniel.

    ResponderEliminar
  4. Sí Danny, qué solida. A veces basta con cerrar los ojos y escuchar a Cohen para descubrir ausencias. Gracias por acercarte...
    Abrazos bajo los puentes y ayayay

    ResponderEliminar
  5. Ali! Gracias a vos diosa del espíritu libre!

    ResponderEliminar
  6. Paloma, carissima, es un placer ver como trazos y versos se enlazan creando una melodía visual soñada. Ya sabes, a veces los sueños son sólo eso, historias bailando en la mente, pero otras se hacen casicasi realidad a través de dips como estos. Como que he cruzado en barco hasta el puente a esperarlo y no me ha defraudado: Leonard estaba allí azul nocturno, y feliz.
    Abrazos de puntillas!

    ResponderEliminar