martes, 5 de abril de 2011

Coniuro silentio


Hic situs est. Sit tibi terra levis



Precipicio,
estela de fragmentos sin nombre,
entierro invisible en la agonía sin voz.

La nada dispara al vacío
tinta seca, sangre
que muere y que no nace.

Cuando el trazo sucumba hasta el olvido
no se cerrará el puño, no se grabará
el cuerpo que pertenece al iris.

No hay aire ni asfixia
cuando ni blanco ni negro
significan miedo.

Buscarían como niños
la primera palabra
que naufragaría sin ser.

No se admite lágrima
ni sonrisa en el limbo del ser
que será jamás.

Los recuerdos no son sin respirar
en la proyección de la sombra sobre el abismo
fuera de fin y sin llegada.

Si hubiera dedos
perseguirían los márgenes
para derrumbarse.

En la mente ojos ciegos
inventarían azules escapados de sueño
si la existencia.

Todo acto fue desterrado
como el tiempo disipado
en su ficción que calla.


Viviana Cecilia Atencio

No hay comentarios:

Publicar un comentario